El link building evoluciona: bienvenido al link earning

Durante mucho tiempo, el propio Google ha animado a los webmasters a construir una buena estructura de enlaces (backlinks) con el objetivo de ganar popularidad en el buscador y mejorar sus rankings. Dentro del SEO, y desde los orígenes del liderazgo de Google, el link building siempre ha sido uno de los principales aspectos a trabajar. Y, como todo en la vida, es algo que se puede hacer bien, mal o regular.

 

Muchos profesionales SEO y webmasters se han lanzado a la actividad de conseguir links de forma arbitraria, primando el volumen, y buscando única y exclusivamente un enlace que el Robot de Google pueda indexar, sin importar la calidad del mismo ni la calidad de los contenidos que lo rodean. Esto tenía una cierta efectividad: el sistema de Google para discriminar la calidad de los enlaces no era suficientemente sofisticado y, por lo tanto, esta forma de trabajar (a volumen y sin demasiados miramientos) ofrecía una saldo positivo en el balance de esfuerzo dedicado y resultados obtenidos.

 

Sin embargo, la última actualización de Google (Google Penguin) ha supuesto un cambio muy importante en el modo en que Google considera los enlaces, su importancia y su repercusión en los rankings. Google ha levantado la bandera roja y ha puesto freno a todos aquellos que no entendieron la filosofía y el objetivo de la construcción de links: que sean auténticas recomendaciones de terceros sobre la calidad de tus contenidos.

 

La base es disponer de contenidos únicos, interesantes y de calidad, merecedores de ser enlazados de manera natural. Sobre ellos, se puede ayudar a la generación de enlaces de forma pro-activa, pero hay que ganarlos con esfuerzo y dar más valor a cada uno de ellos. Hacerlo de forma más natural, pausada y creativa, no tan mecánica. Esta forma de trabajar la estructura de backlinks es lo que denominamos Link Earning, un concepto que no es nuevo aunque sí olvidado por muchos.

 

Claves del Link Earning

 

En los inicios del linkbuilding, acciones tan extendidas como las altas en directorios, o la creación de artículos y notas de prensa tenían su función: existían un número limitado de sitios webs que ofrecían este servicio, y los usuarios los utilizaban como fuente de información. Rápidamente la situación cambió y se multiplicaron el número de estos espacios, perdiendo así su función original: informar y ser útiles para el usuario.

 

Google Penguin ha golpeado severamente tanto a las webs que ofrecen este tipo de servicios, como a los sitios que se han equivocado con su estrategia de Linkbuilding. Una manera de remendar este error, es borrar estos links perjudiciales, tal y como indica el artículo de Searchenglineland.

 

A continuación mostramos un listado con los antiguos métodos de hacer Link Building, y el nuevo Link Earning:

 

– Intercambio de enlace, links recíprocos o compra de enlaces vs. Referencias cruzadas de sitios con enlaces a contenido único.

 

Conseguir enlaces fáciles mediante intercambio, link recíprocos o compra de enlaces agresiva es algo del pasado y que ya no es valorado por Google. El caso de la compra de enlaces, es algo que Google no tiene forma de distinguir si se realiza de forma directa (un acuerdo directo entre nosotros y el soporte donde queremos que aparezca nuestro enlace) pero en la que debemos tener las mismas prevenciones que en general: esto es, que sean enlaces únicos de páginas de origen y destino con contenido directamente relacionado.

 

Estar en las páginas recomendadas o webs amigas de un site de referencia no es tarea fácil. Hay que establecer una relación, darnos a conocer, ofrecer contenidos de calidad, y que de manera natural una web nos utilice como fuente para ampliar información. En definitiva, ganarse los enlaces creando un tipo de contenido que sirva realmente de complemento o que aporte algo nuevo a una temática determinada. Y creando un contenido que la gente quiera compartir y al que la gente quiera dar visibilidad por su utilidad real.

 

– Altas en directorios vs. Altas en directorios muy cuidados donde sólo se publican webs de calidad para un dominio específico.

 

En un principio, Google confiaba en los directorios supervisados por personas que decidían si incluir un sitio web dependiendo de su calidad, clasificándolo en la categoría correcta, etc. Después Google se encontró con que surgió en Internet una industria dedicada exclusivamente a los directorios y basada en su capacidad de influir en la generación de tráfico orgánico de Google.

 

Actualmente se valoran directorios importantes, como por ejemplo Open Directory o Yahoo, o aquellos sitios temáticos donde hay cierta selección para la inclusión de un enlace. Existe un club exclusivo que Google conoce directamente y en lo que confía, y todo el que no está en el club, a priori, no será tenido en cuenta.

 

– Envío masivo de artículos o notas de prensa vs. Publicaciones en páginas web de temas relacionados y donde se muestran contenidos de calidad.

 

Como estamos viendo en este artículo, lo importante es que nuestro contenido llegue a personas interesadas en la temática en cuestión. Enviar artículos, muchas veces duplicados y que contienen un número elevado de enlaces, a portales donde podemos leer notas de prensa de temas muy dispares, no crea un enlace de calidad. Igual que con los directorios, muchos portales de este tipo, han sido penalizados por Google. Claramente, este tipo de sites están dedicados exclusivamente a la gente que quiere publicar artículos, no al lector. Si no hay lectores, el enlace carece de valor.

 

Para ganar un buen enlace, se deben publicar artículos en portales específicos de la temática que tratamos y que reciben un tráfico elevado ya que son fuente de información y consulta.

 

– Enlaces desde comentarios en foros o blogs vs. Participación en comunidades reales que son relevantes para nuestro tema.

 

El objetivo de la inserción de un enlace es que pueda ser visto por otros usuarios y por lo tanto, que lleguen a nuestra web para leer un contenido interesante y relacionado con la temática. Para extraer valor real de estos enlaces, se debe crear un vínculo y fomentar una participación constante para que se reconozca la información que se aporta, y para atraer a la gente que lee ese blog, foro o medio a nuestro sitio, e incluso posteriormente, para que puedan compartir esta información con otros usuarios.

 

– Añadir enlaces donde también tienen los competidores vs. Estudiar el tipo de contenido que tienen los competidores y quién enlaza ese contenido.

 

Monitorizar los backlinks de nuestros competidores es importante, pero debe ir más allá de simplemente colocar enlaces allí donde los tienen ellos. Lo interesante es conocer los temas que tratan, su contenido, y quienes los están enlazando. De esta manera podremos crear nuestros propios contenidos sobre un tema interesante para el lector y para los sites que se han hecho eco del artículo, intentando aportar una información más completa para satisfacer a los usuarios.

 

– Granjas de enlaces vs. Construir una red de influencias y usuarios sobre un tema en particular.

 

Las granjas de enlaces son un recurso totalmente obsoleto, y constituyen el tipo de enlaces fáciles que no se desean y que pueden suponer una penalización por parte de Google. Como hemos observado a lo largo de las sugerencias del listado, es importante construir una serie de relaciones con páginas del sector que nos interesa, crear un entorno de usuarios fieles que puedan obtener algo de nosotros y que lo compartan de manera voluntaria.

 

Es necesario tener en cuenta estos aspectos para mejorar la relación de nuestra web con Google: los enlaces fáciles siempre serán vulnerables. No importa si este tipo de links funcionaron en su momento. Ahora hay que trabajar duro para ganar cada uno de los enlaces a nuestra web.

 

– Enlaces, estructuras,… artificiosos vs. Enlaces más naturales

 

Otro punto a tener en cuenta es el trabajo sobre anchor text, página de destino, optimización onpage coincidente en keywords, estructura de páginas de destino y repetición de enlaces, etc. A la hora de trabajar los profesionales del link building hemos tendido a generar una coherencia en todos estos aspectos. Esto que era muy valioso hasta ahora, es otro de los aspectos que debe ser modificado ya que esta forma de trabajar genera modelos que Google puede rastrear y que ofrecen un aspecto de intencionalidad y manipulación de la estructura de enlaces. Cuando los enlaces hacia una web se generan de forma orgánica, no tienen una estructura muy coherente, la forma en que las personas enlazan, anchors que utilizan son muy variados, las páginas de destino y origen también, etc. Un texto en página origen que está relacionado con la palabra por la aparecemos en Google puede aportar más peso y ayudar a tener más popularidad en los buscadores que otro enlace con anchor text exacto.

 

La evolución de los filtros de Google y sus ponderaciones están consiguiendo que los enlaces vuelvan a su concepto original, que sean recomendaciones. Google está mejorando para que la relevancia e importancia de nuestra web esté relacionada con los enlaces otorgados editorialmente, y que su función sea convertirse en referencia, en fuente de información.

 

Conclusión

 

Debemos seguir trabajando de forma proactiva el link building de nuestros sites para incrementar la generación de tráfico orgánico. Ahora bien, Google ha cambiado la forma de evaluar el peso de los enlaces a lo largo del tiempo y, en concreto, este año Google ha mejorado enormemente la forma en que decide qué enlaces pasarán valor y cómo lo harán.

 

En estos momentos, las viejas estrategias de construcción de enlaces SEO no son eficientes porque Google ya no confía tanto en los anchor text y otros elementos del propio enlace , y pondera otros aspectos relacionados más difícilmente manipulables. Esta evolución de los filtros y ponderaciones de Google está diseñada para hacer que se imponga su idea original (que los enlaces sean recomendaciones). Y para ello, Google es mucho más duro con los enlaces susceptibles de no ser otorgados editorialmente y con unos criterios de contenido orientado a usuario.

 

La relevancia e importancia en los ranking de búsqueda deben estar influenciadas por enlaces editorialmente otorgados que están destinados a actuar como recomendaciones o al menos como referencias pertinentes . Este aumento de exigencia al respecto de Google, hace más difícil para los enlaces de manipulación (los que generamos proactivamente) influir en los rankings y en la generación de tráfico orgánico. Ahora para ello hay que cambiar el modo de trabajar y, en concreto, se impone una necesidad ineludible para poder hacer link building: a partir de ahora no tiene sentido trabajar sobre la estructura de backlinks si no está basado y acompañado de una estrategia y plan de acción de generación de contenidos sobre nuestro site.

Comentario en “El link building evoluciona: bienvenido al link earning

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *